Abril llamando a las puertas,

las puertas de mayo obrero,

para hacer el amor salvaje

a arcadas de vida

colgadas del sueño

y de la lucha testigo orgasmo

que en París

palabras en muros llaman

a la acción y la conciencia

por el cambio la primavera,

esa primavera, nunca morirá.