Imagina el horizonte roto

como en la hora en la que partí,

sería la última vez

en la que te vi.

Imagina el futuro en el aire

como esa frontera que cedí,

sería la última vez

en la que te sentí.

Imagina el pasado lejos

como ese recuerdo que perdí,

sería la última vez

en la que te viví.

Y cada mañana despierto

soñando que estoy allí,

cuando abro los ojos

mi corazón me dice

que te alejé de mí.

Y cada mañana la calina

palpitando dentro de mí,

cuando el frío llega

mi corazón me dice

que me alejé de allí.

 

Imagina las nubes corriendo

como la treta que descubrí,

sería la última vez

en la que te vi.

Imagina el rocío cayendo

como las lágrimas que di,

sería la última vez

en la que te sentí.

Imagina el viento susurrando

como el ruego que desistí,

sería la última vez

en la que te viví.

Y cada tarde me sorprendo

pensando que estoy allí,

cuando miro el cielo

mi corazón me dice

que te alejé de mí.

Y cada tarde un lamento

apropiándose de mí,

cuando el sol nos deja

mi corazón me dice

que me alejé de allí.